¿Hijo del butanero?

Cuando me preguntaban por mis orígenes y mis falta de rasgos yo siempre añadía: “… o tal vez sea hijo del butanero”. Pues parece ser que no soy hijo del butanero o los de 23andme saben leer muy bien los apellidos:

Me genera un poco de ligero sarpullido esa mitad de ibérico de pura cepa dicho como tal, la verdad…

Cómo comer un sobao pasiego

En este post voy a enseñar cómo comer un sobao pasiego. Os transmitiré mi conocimiento de años de gordo zampabollos para que podáis disfrutar de los sobaos pasiegos de la mejor manera, además comprobado con una prueba de doble-ciego (bueno, en realidad miento, sólo pregunté cuál estaba más rico).

Pero lo primero y más importante…

Elegir un buen sobao pasiego

Ha de ser de mantequilla. Muy importante! Hay que mirar los ingredientes y ver que pone claramente que son de mantequilla como aquí que tiene un 26%:

Ver mantequilla en los ingredientes: 26%, zampabollos profesional

El segundo truco para elegir un buen sobao pasiego es que sea jugoso. ¡Esto es todo un arte! Lo que yo hago es probar varios. Algunos están secos como chupar una esponja al sol, pero otros… otros están de lujo. Un ligero truco es mirar la fecha de caducidad: la mayoría caducan pronto. Cuanto más cerca la fecha de caducidad, más secote por norma general, aunque en mis periplos de gordura me he encontrado algún paquete con moho antes de estar caducado (no de esta marca), aunque supongo que por otro lado indica una buena cantidad de humedad previa, ¿no? no hay mal que por bien no venga, pero por favor, descartar si tiene moho.

A lo que iba, que me lío. La búsqueda del menos secote como si fuera el santo grial es un trabajo de investigación para cualquier zampabollos que se precie (y habrá marcas que echen humectantes, aunque yo ni idea de si es bueno, malo o trampa eso). He de decir que los de la marca El Corte Inglés están bastante bien: no son los mejores, pero están bien y los hay mucho peores. Pero para descubir los buenos, sólo está la opción de comprar uno de cada y hacer una cata lo más ciega posible. Yo me compré en su día 3 marcas diferentes en Hipercor y no lo digo por publicidad a ese hipermercado, pero tiene unos sobaos buenos; las marcas que me encontré en el Carrefour son bastante caca y no los recomiendo.

Una vez agenciada una buena muestra de sobaos, hay que probarlos uno a uno en días diferentes porque llenan y porque no se puede hacer una cata en condiciones cuando para el primero tienes un hambre de gordo y para el segundo ya estás satisfecho. No es una comparación justa.

Yo en mis catas me he encontrado que la marca Vega Pas estaba muy rica. Recuerdo alguna otra rica pero no el nombre de la marca. Aquí os pongo el paquete para que busquéis en ese hipermercado ya nombrado con Sobaos DPM (o el que gustéis):

Estos estaban muy ricos. No recuerdo exactamente, pero tal vez DPM.

Y ahora el último punto PERO MÁS IMPORTANTE:

Cómo cortar el sobao como un zampabollos™

Te preguntarás: “¿pero qué coj* dice éste?¿cómo cortar un sobao?¿estamos tontos o qué?”. Pues pon bien la oreja (o el ojo) porque este es el conocimiento pepita de oro de un zampabollos profesional producto de comer sobaos y probar maneras de alargarlo, descubriendo por azar la mejor manera de disfrutarlo.

Hay que cortarlo tal que así:

Córtalo así, leches. Pruébalo y después me cuentas, leñe.

6 trozos simétricos, ni uno más ni uno menos. En vertical u horizontal da igual, eso es para gustos (a mí me gusta la variedad de unos con la costra lateral y otros no). Y luego te los comes uno a uno sin mojar en leche ni nada, no me guarrées el sobao. Con solemnidad. Como si fuera un ramen de Tampopo pero en sobao.

Yo lo que creo es que esos cortes finos airean los alveolos que permiten que lleguen más moléculas del olor a los receptores olfativos en el momento en el que te lo introduces en la boca. La diferencia se nota.

De nada por la sabiduría zampabollil.

Tabula Rogeriana (Kitab Ruyar)

En 1154, el cartógrafo Al-Idirsi creó para el rey Roger II de Sicilia el siguiente mapa:

Mapa del mundo que el cartógrafo fue capaz de cartografiar junto con sus ayudantes (que serían bastantes, seguro). El original está invertido de manera que el norte es hacia abajo.

En la página web Terra Australis Incognita se muestra traducido el detalle del Iberia, invertida, como en el original, creado en 1929 por Konrad Millers:

Iberia, pero arriba es abajo, ya sabéis. By Konrad Millers

Ampliando la foto se puede ver que aparecen ciudades como “barshluna” (Barcelona), “abila” (Ávila), “Sant iakub” (Santiago). En la zona de Coruña aparece un “abta” (o “abte”). ¿Qué lugar es “abta”?

Así que me descargué el libro original (o una de sus copias), y ese trozo de mapa es así:

En resumen, Galicia boca abajo. Mala suerte que donde queremos leer está hecho trizas. By Al-Idirsi

Si comparamos con el plano de Konrad Millers, vemos que hay dos ciudades donde Konrad dibujó una, y que en ninguna pone “abta”, sino que la ciudad de la izquierda termina en “-ar“, mientras que la de la derecha diría que empieza por “Br-“.

¿Alguien sabe qué pone en estas dos ciudades que a penas se leen y cuáles serían las ciudades a día de hoy? (¿y qué sentido tiene escribir abta si en el mapa original se ve que hay dos y ninguna se llama así?)

Editado – febrero 2021

Me acaba de venir a la cabeza la posibilidad de que la ciudad de la derecha haga referencia a Br-igantium, topónimo que hace referencia a Betanzos aunque otras personas lo asignan a Coruña (donde se encuentra el Farum Brigantium) indicando que el origen de Betanzos es Carunio, aunque a mí personalmente se me antoja más parecido Brigantium-Betanzos y Coruña-Carunio, o que el término Brigantium al final haga referenia a los Brigantes y que éstos fuesen una población establecida pre-romana en un área extensa y de ahí otros topónimos como Bergantiños. Aunque todo esto no es más que una mera elucubración mía sin fundamento ni conocimiento.

Descargas adicionales: