Ya no soy comunista… soy misántropo

Tras acudir a una reunión de las juventudes comunistas, he reflexionado y me he dado cuenta de que no comparto su falta de consecuencia con sus ideales, y, visto que mi esperanza en que existiese gente consecuente comunista activa con sus ideas era puro vapor, regeneralizo mis conceptos, me convierto en un misántropo y elimino de mi diccionario mental la palabra “odio” (cuando se refiera a comportamientos que no me gustan de la gente).
Espero no volver a decirla.

>> Actualización:
Como aclaración, pongo un enlace a la definición de misantropía de la Wikipedia (y no la de la RAE, que esa no me agrada), y comento el primer párrafo:

“La misantropía es una tendencia social y psicológica caracterizada por una antipatía general hacia la especie humana. No representa un desagrado por personas concretas, sino la animadversión de los rasgos compartidos por toda la humanidad. Un misántropo es, por tanto, una persona que muestra antipatía hacia el hombre como ser humano. Puede ser ligera o marcada, así como puede tener características muy diferentes que van desde lo inofensivo hasta la crítica social o en su defecto desde el sectarismo hasta la autodestrucción.”

Así que lo mío podría decirse que es una misantropía ligera e inofensiva (bueno, un poco de crítica sí, pero no mucho).

Pardillos regalan un millón de dólares en concepto de publicidad

Un cura obtiene el mayor premio académico del mundo por probar supuestamente la existencia de Dios

Según comenta la noticia,
<<No han trascendido los detalles de la argumentación de Heller, que ha emitido un comunicado en el que reflexiona acerca de la causalidad. “si preguntamos sobre la causa del universo deberíamos preguntar sobre la causa de las leyes matemáticas. Al hacerlo nos situamos en el gran plan maestro de Dios al pensar el Universo, ante la pregunta sobre la causalidad definitiva: por qué existe algo en vez de no existir nada?”, señala Heller. “Al preguntarlo, no estamos preguntando sobre una causa como otras causas. Preguntamos sobre la raíz de todas las causas posibles”, añade. “La ciencia no es sino un esfuerzo colectivo de la mente humana para leer la mente de Dios desde las preguntas de las cuales nosotros y el mundo parecemos estar hechos”.>>

Qué pardillos, han pagado 1.000.000$ por la argumentación de Tomás de Aquino (s. XIII). Si llego a saber que esos tontolculos pagaban tanto dinero por una publicidad de hace ocho siglos, yo mismo les habría enviado el paper de Tomás de Aquino y con la pasta les compraba unos dildos para que se fueran por ahí a tomar por culo (es una expresión) y que nos dejasen en paz.

Ah, no… que a los curas sólo les gustan los niños….

La de mierda que sueltan estos religiosos por la boca…