Sobre España y las discusiones

Escrito por Antonio Rojas, en un comentario que hablaba sobre falacias vertidas por fumadores en contra de la ley que regula los lugares de consumo de tabaco:

Cada vez que se debate algo en este país, da igual el tema, se vierten tantas falacias que, al final, la realidad está desvirtuada hasta límites increíbles y separar la paja del grano es, cuanto menos, imposible.

Una idea similar es la dicha por el rey Amadeo I de España en 1873:

Dos años largos ha que ciño la corona de España, y la España vive en constante lucha, viendo cada día más lejana la era de paz y de ventura que tan ardientemente anhelo.[…]; pero todos los que con la espada, con la pluma, con la palabra agravan y perpetúan los males de la nación son españoles; todos invocan el dulce nombre de la patria; todos pelean y se agitan por su bien, y entre el fragor del combate, entre el confuso, atronador y contradictorio clamor de los partidos, entre tantas y tan opuestas manifestaciones de la opinión pública, es imposible afirmar cuál es la verdadera, y más imposible todavía hallar remedio para tamaños males. Los he buscado ávidamente dentro de la ley y no lo he hallado. Fuera de la ley no ha de buscarlo quien ha prometido observarla.

Y es que en España, el civismo para hacer las cosas parece ser que nunca ha existido. Mala calaña mezquina que nunca duda en utilizar falacias y tergiversar la realidad en beneficio propio.

Los políticos hasta son para dar de comer a parte, con tanta demagogia y comercio de votos…

Leave a Reply

Your email address will not be published.