Los piratas y el reparto del botín

Un problema de lógica:

Tres piratas tienen que repartirse un botín. El proceso se basa en que uno de los piratas propone un reparto y entre todos votan:

Si la mayoría vota a favor, se reparte de dicha manera propuesta.
Si la mayoría vota en contra, al pirata que había propuesto el reparto se le hace caminar por la plancha a los tiburones.
Si hay empate, el pirata más fuerte es el que decide.

La fuerza de los tres piratas es conocida y el pirata más fuerte es el que hace las propuestas de cada vez.
Cada pirata busca conseguir la mayor cantidad de botín posible.

La cuestión es: ¿cómo termina el reparto?

2 thoughts on “Los piratas y el reparto del botín

  1. El más fuerte elige a uno de los débiles y se reparte el botín a medias con él. Mayoría dice si.

    Sinó, el fuerte mata a uno, propone quedarse todo, el otro dice no y el fuerte decide al fin porque hay empate.

    Tercera posibilidad: Los otros se ponen de acuerdo para que el fuerte pase por la plancha y luego se arreglan.

    Creo que este problema no deja una solución única.

  2. Yo la que había pensado es:
    – El pirata más fuerte propone quedarse todo menos “una moneda”(por cuantificar de alguna manera) que se la llevaría el más débil.

    Si el débil no acepta éste se quedará sin nada, así que aceptará. El débil se quedaría sin nada porque en la siguiente vez, el mediano dirá: “todo para mí, nada para tí”, con empate y por lo tanto el mediano se llevaría todo y nada para el débil.

    Ahora bien. La otra opción es que el débil chantajee al fuerte con la muerte, entonces si el fuerte aprecia su vida, irá todo para el débil menos una moneda, que irá al fuerte. Si el fuerte aprecia su vida y desea vengarse del débil, propondría todo para el mediano para que el débil se joda por chantajista, pero este caso es inválido porque no estaría buscando conseguir la mayor cantidad de botín posible (que sería 1).

    Depende, pues, de cuánto aprecie su vida el fuerte, y de cuánto huraño sea el débil.

    Como cada uno busca conseguir la mayor cantidad de botín, no se puede considerar la opción de 50/50 entre el fuerte y débil.

    De hecho, y como conclusión, se puede reducir todas las posibilidades a: el débil acepta cualquier cantidad que le dé el fuerte siempre que sea mayor que 0, ya que en cualquier otro caso el mediano se llevará todo y él nada. Y recordemos, todos buscan conseguir la mayor cantidad de botín posible, así que cualquier “miaja” es mayor que 0.

Leave a Reply

Your email address will not be published.