Esto es el colmo, me declaro en huelga de limpieza

No es la primera vez… sino que la cuarta. Llegas un día a casa, y al ir a hacer pis, levantas la tapa con agujero y te encuentras con lo siguiente:
¿Qué piensas?¿No notas algo raro?
Pues bien, ayer llegué a casa y me encontré eso.
La primera vez que ocurrió, lo terminé limpiando yo ese día.
La segunda se quedó ahí hasta que alguien lo limpió (véase mi compañero que no es guarro).
La tercera se lo comenté a mi compañero el no guarro, y terminó limpiándolo él, habiéndole dicho los dos al putoguarro que tuviera cuidado.
La cuarta, ésta, se lo dije a mi compañero yo mismo, pero antes describamos qué es lo que aparece en dicho retrete:

Se puede ver una manchita marrón que no se ve mucho, por supuesto. Cuando lo vi no estaba muy húmeda, pero al levantar la tapa (necesario para mear y verlo), una gota se escurrió por la parte inferior de la tapa con agujero, pasando luego a la parte superior donde hay que proceder a posar las nalgas para realizar el acto místico de evacuar el tracto intestinal. Cagar.
¿Da asco o no? Yo no quiero poner ahí mis posaderas…

La cuestión es que justo estaban al lado mis compañeros y las frases interesantes de la conversación fueron:

Yo – A ver, chicos, ¿quién ha utilizado el váter?
Noguarro – Yo no.
Putoguarro – Um. Creo que yo.
Yo – Está manchado por debajo y se ha escurrido una gota por la parte de arriba, donde te sientas.

En esto se acerca putoguarro, ojea, se le pone la cara lo más roja que he visto en TODA mi vida que se le ponga a alguien, y se queda como dos segundos todo panoli mirando. Yo temiendo lo peor (que le diera un chungo o algo así… nunca he visto a nadie tan rojo), le digo:

Yo – Eeem… tranquilo, tío, tranquilo, que no es una bronca, joder, qué rojo te has puesto, ¿estás bien? Sólo te lo comento.

Y en esto se aleja de malas maneras, ya que le había puesto una mano en la espalda para tranquilizarlo, apartándome en plan: “No me toques, joder, que no quiero que me toques que me das asco, cabrón“, y alejándose.
Y luego resulta que me dice las frasecitas:

Putoguarro – ¡No hace falta que me lo digas, si veo que está manchado ya lo limpio!, ¡no voy a estar mirando si he manchado o no!. Además, yo no te digo nada a tí.

==> Aquí pienso yo: sí, claro, y por eso “siempre hace lo siguiente” (por supuesto, indicaré cosas que no hace):

  • Limpia el aceite de la encimera (que sólo limpia los fogones)
  • Deja sin aceite la balleta (que dios sabrá cómo limpia los fogones porque deja la balleta llena de aceite)
  • Barre el suelo de la cocina que siempre deja lleno de migas, de chocolate y de comida que se le cae a él (esto último hasta en el salón)
  • Limpia el baño (yo creo que nunca)
  • Utiliza la campana extractora como dios manda, porque lo que hace es abrirla un poquito hasta que empieza a hacer ruido y ya está… ¡cómo si eso chupara algo!
  • Enjabona con el estropajo y lava los platos con él (lo he visto lavando vasos con la balleta!! O_o)
  • Apunta al agua cuando mea (que al no hacerlo y disparar a la cerámica se mancha todo por fuera del váter).

El problema está en que es un puto guarro y para él, el poner el culo donde hay mierda no le da asco, pero a mí me parece una guarrada de cojones ¿soy raro?. Y si él suele manchar ha de tener cuidado y mirar, joder! ¡y sobretodo no manchar!

Yo – ¿De qué? Si tienes algo que decírmelo puedes decírmelo, a mí me parece bien que me lo digas, y de hecho, deseable.

Putoguarro – Cuando veo pelo no te digo nada.

Yo – Pues mira por donde, yo soy bastante cuidadoso con eso, porque cuando me lavo la cabeza suelo limpiar todo con agua y tirar los pelos al váter. ((que conste, además, que recojo con aspirador todos los pelos que pueda haber una vez a la semana, y por semana si veo pelos en el suelo los recojo. Cuando me peino también echo los pelos al váter)).

Curiosamente es él, el putoguarro, el que deja un montón de pelos de los cojones y sobacos en la ducha cada vez que se ducha.

Yo – Sólo te lo digo porque está manchado y es una guarrada, yo no quiero poner mi culo donde hay agua con mierda. Y no es una bronca, te lo estoy diciendo porque lo he visto.

Putoguarro – ¡Ya lo limpio mañana! ¡y si quieres lo limpio hasta 2 o 3 veces por semana!

¡¡Mañana!! ¿Será capullo? Lo que se espera es que diga: “Lo siento, ya lo limpio ahora”. ¡Y va y lo quiere dejar para el día siguiente como si fuera lo más normal del mundo! ¿Será cerdo el mamón y apampado ese?

A esto, el otro compañero, el noguarro, comenta que él comprende al cerdo (sin utilizar ese término) porque es como él, que no dice nada y que no quiere que le digan nada, que se siente mal y nosequé; (pero bien que se enfadó el putoguarro ese de mierda).

Yo – Joder, si quieres que no te diga nada, me lo dices y ya está. Pero yo prefiero decir las cosas y que me las digan.

Por supuesto, el putoguarro de mierda prefiere que no le diga nada. Hay que joderse.

Y yo pienso: llevo mucho tiempo sin decir nada y el tipo sigue haciendo las mismas guarradas. ¿Acaso tiene telepatía o va a hacer las cosas bien por ciencia infusa? ¿Pero qué mierda es esa?

Menudo puto guarro de los cojones. Y hasta hoy por la tarde no ha aparecido “limpio”, porque cuando miré, la mancha seguía ahí y la limpié yo con un papel al ir a comprobar si es que no se quitaba o qué (porque tal vez estaba pegada)… pero no, sí que se quitó, así que simplemente es que no limpió, sólo hizo un apaño.
Menudo niñato de mieda, que como está acostumbrado a que le hagan todo en casa es un puto cerdo y no sabe hacer nada. No me extraña que luego se separen las tías de tipos como ese, que son escoria doméstica que no sabe hacer nada y no le importa no hacerlo bien.

Así que, por todo ello, me declaro en huelga indefinida de limpieza. Sólo voy a limpiar mi habitación (que la tendré como una patena) y mi ropa.

Y ahora comento que ¡¡ES DIFICILÍSIMO SER GUARRO!!… joder… mira que me cuesta, y me descubro a mi mismo limpiando inconscientemente! :S
¡¡Tengo que hacer un esfuerzo de cojones para no limpiar!! Hoy he hecho las siguientes malas acciones:

  • Se me ha escapado un poco de pis a la parte de atrás de la taza del váter “sin querer”… ups. Me costó ¿eh? de cojones que me costó no limpiar.
  • Cerré el cartón de leche sin ningún tipo de preocupación de manera que microgotas de leche pueden haber caído en el suelo y encimera.
  • Dejé un cuchillo sucio encima de la mesa de la cocina, como suelen hacer ellos de vez en cuando.
  • No limpié la balleta cuando la ví llena de grasa. Me descubrí limpiándola y lo que hice fue limpiar la encimera que estaba de aceite con ella y dejarla sin limpiar (cómo costó :S).
  • Dejé dos o tres microtrocitos de corteza de pan en la mesa de la cocina (de cortar el pan).
  • Dejé un yogur terminado en la encimera de la cocina (justo iba a tirarlo a la basura cuando se me ocurrió n_n, por qué poco).

Joder, ¡cómo cuesta no limpiar! Sin querer dejé bien limpito el estropajo de fregar, y vacié el escurridor de platos :S.
Espero que esto no afecte a mi percepción de la limpieza y demás, y espero que mi novia me eche grandes broncas si luego soy algo guarro inconscientemente.
Tengo miedo de convertirme en un guarro por este experimento :P

One thought on “Esto es el colmo, me declaro en huelga de limpieza

  1. Gracias Ihsinay, me he pegado una panzá de reir que se me despegaban las costillas. Eres genial, ahora mismo le pongo un enganche a mi blog para que lo lean otros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.