Hoy es un día especial, me he tomado un tripi…

Hoy es un día especial, estoy alucinando de alegría.
Resulta que estaba yo cocinando y mi compañero Fernando se llevó el cenicero para fumar. Mi sorpresa fue tremenda (y gratificante) cuando vi (al terminar de cocinar), que se había ido a su habitación y estaba fumando en ella, y no en el salón con las ventanas cerradas y demás…
Menudo detallazo, ahora me siento mal y un bicho malvado por haber escrito las entradas anteriores.
Yo por mi parte, me he propuesto, dado ese gesto tan liberador y reconfortante (el no fumar en el salón), tener muchísimo cuidado con las cuestiones de evitar que entre agua por alguna ventana, y evitar el frío. Ahora que no hay humo por toda la casa no veo tantísima necesidad de estar constantemente ventilando.
Qué maravilla :) me parece que si esto perdura las quejas en este blog se terminarán dentro de poco poco…

Leave a Reply

Your email address will not be published.