¿SERÁ HIJO DE PUTA…?

Tengo que desahogarme, tengo que desahogarme…

Mi última entrada: el viernes pasado, y esta es el domingo… justo los días que no está Fernando.
El muy cabrón ya ha perdido la costumbre de fumar en la terraza (no hablemos de no fumar), y lo jodido de todo, es que el muy mierdas abre un poco la ventana, pone el cenicero cerca de la ventana y “ya está”, el muy hijoputa debe pensar que con una ventana abierta en una habitación (y el resto cerrado, así que ya ni puta turbina ni leches) y su poder mental para hacer que el humo se dirija a la ventana es suficiente… será hijoputa??!!
Es que estoy hasta los webos. El otro día hasta le dije “gracias” por fumar en la terraza. Bueno, exáctamente fue así:

Estaba él fumando en la terraza, donde estaba mi ropa secándose, y como no suele preocuparse mucho por dónde echa el humo, le dije:
– Porfa, echa el humo hacia fuera, que si no me huele la ropa.
y me espeta:
– Joer! Ya tengo el pitillo fuera! Encima que ya estoy fumando en la terraza!
– No, no… si sólo lo decía porque la ropa no me oliese…
Y añadí:
– Fernando, gracias por fumar en la terraza.

Y el muy gilipollas, que tiene mierda por cerebro y cuando le das un refuerzo, en lo único que piensa es “Ah, ya está satisfecho. Pues bueno, voy a volver a fumar en el salón para tocar los cojones”.

En fin… para que se vea que soy benevolente, todavía no tomaré represalias, pero la próxima vez, por estas (imagínese a mi persona besandome el puño) que la próxima vez, cuando se levante y se pasee por la casa va a chupar un frío de cojones… y entonces no me importará que fume todo lo que quiera ni todas las veces que quiera en el salón, porque va a chupar día tras día frío helado cada vez que se levante y salga de la habitación… por estas…
mamón.

Leave a Reply

Your email address will not be published.