¿Cómo arreglar una chapuza de macarrones?

Recordamos que ayer estaba con la cuestión de los macarrones… pues bien, cuando llegué a casa cogí los macarrones que tenía en el frigorífico (que se habían descongelado “al natural”), los probé y…… puaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaag!!!
Conclusiones:
– Mi compañera de trabajo no estaba en lo cierto en cuanto al motivo de que los macarrones estuvieran malos
– Debe ser el haberlos congelado
Además, recuerdo que para hacer esos macarrones probé a utilizar sólo una lata de tomate triturado, cuando generalmente utilizo dos… unido a que congelé y descogelé, y a que el pollo lo hice en el micro… no sé, demasiadas variables a procesar ;)
El caso es que se me ocurrió la solución perfecta para arreglarlo (y funcionó, porque hoy estaban hasta algo ricos ;), y fue hacerles una bechamel !! Qué buena idea!
Para que veáis que no miento, aquí están las fotos del “antes” y del “después”, tengo que decir que el antes son las sobras del mediodía y el después es el otro tupper con la bechamel :)

Macarrones antes

Macarrones después

Leave a Reply

Your email address will not be published.